La reflexología podal una terapia manual que trabaja con las zonas reflejas, es decir, partiendo de un punto emisor y por medio de una vía de comunicación, hace llegar una información al organismo.

Mediante un estímulo mecánico en la planta del pie, presiones con los dedos, conseguimos una reacción equilibradora automática en nuestro organismo.

Se trabajan 75 puntos distribuidos en la planta, dorso, dedos de los pies y tobillos, los cuales se corresponden con diferentes partes del cuerpo.

Reflexologia podal Alma Viva

Beneficios: con reflexología podal se pueden aliviar diferentes tipos de dolores así como ayudar a sanar o mejorar los síntomas en síndromes y enfermedades diversas, como por ejemplo:

  • Contracturas musculares.
  • Fracturas de huesos.
  • Osteoporosis
  • Estrés.
  • Cefaleas, migrañas.
  • Hipertensión arterial.
  • Várices, hemorroides.
  • Hiper/hipotiroidismo.
  • Diabetes tipo II.
  • Menopausia.
  • Edemas.

Contraindicaciones: no se recomienda este tipo de terapia en los siguientes casos:

  • Alteraciones hemorrágicas graves, fragilidad capilar.
  • Flebitis, trombosis y linfagitis.
  • Afecciones tumorales.
  • Afecciones de la piel (infecciones, afecciones micóticas).
  • Estados febriles.
  • Heridas en pies y manos.
  • Quemaduras en pies y manos.
  • Cualquier enfermedad neoplásica en fases de desarrollo oncológico (implantes, trasplantes e infartos de menos de 1 año).

La reflexología podal se realiza en una camilla con el paciente tumbado pero un poco inclinado, cómodo, vestido y con los pies descalzos. Tiene una duración aproximada de entre 45 y 60 minutos.

Precio de la sesión: 40€

 

Formulario de contacto: